Has llegado a esta casa, a esta mesa. Es tu casa y es tu mesa. Sobre ella verás desfilar un sinfín de “Cenicientas” de la comida nacional popular mexicana; se han vestido de ropajes de fiesta para ser redescubiertas por ti. Son fruto de la cultura y del ingenio de nuestro pueblo. Ya antes las habrás visto en moradas humildes y en casas ricas, en mercados y en plazas con sus vestidos de trajín o con ropas de domingo.

 

Cuando intentes reconocerlas, querido comensal, no lo hagas con hormas que lastimen su dignidad de soberanas; no necesitas casi del acero que con profusión de formas adorna otras mesas. Te basta con algo más sencillo, terso y delicado, ¿no recuerdas que estamos hechos de maíz?

El Cardenal

0,00$Precio